top of page
1/8

¿Sabotaje o negligencia?

Por Mario Ramos



El Metro de la Ciudad de México volvió a ser noticia después de una serie de problemas que se han registrado en los últimos días, por lo que existe un debate entre aquellos que consideran se trata de sabotaje en la red de transporte y quienes expresan con inconformidad que existe negligencia de parte del Gobierno que encabeza Claudia Sleinbaum Pardo, por desatender los problemas de mantenimiento del Metro y no inventar lo suficiente en su operación.


El Sistema de Transporte Colectivo Metro es sin dudarlo la columna vertebral de la movilidad en la Ciudad de México: fue inaugurado en el año de 1969 y en la actualidad transporta diariamente a más de 5 millones de pasajeros en promedio. La mayoría lo utiliza para trasladarse a su trabajo o escuela, con el paso de los años su operación ha ido en decadencia, por lo que cualquier incidente representa tiempo perdido para los usuarios y en el peor de los casos, la muerte.


El hecho más reciente, ocurrido el sábado 7 de enero de 2023 en la línea 3, dejó un saldo de una persona sin vida y más de 100 lesionados, en dicha línea se registró un choque entre dos vagones en la interestación de La Raza; el gobierno capitalino a través de la fiscalía dijo que la línea de investigación era el robo de cableado.


Cabe resaltar que días antes se difundió en redes sociales un video que evidenciaba la poca visibilidad en la parte subterránea de esa línea y si esto no fuera suficiente, hace algunos meses conocimos que los conductores tienen que establecer comunicación con el centro de operación a través de sus teléfonos celulares vía llamada o WhatsApp, pues los sistemas de comunicación no funcionan correctamente.


Otra de las fallas más comunes en el Metro, según lo denunciado por los propios operadores y de lo que ha quedado constancia en medios de comunicación, es el sistema de piloto automático, con lo que el manejo se tiene que hace manualmente y esto incrementa la posibilidad de un accidente.


Los problemas en el metro no cesaron el 7 de enero, desde ese día se han registrado otros hechos preocupantes: destaca que una semana después dos vagones de un convoy se separaron en la estación Polanco, Línea 7, lo cual provocó la suspensión del servicio y apenas este lunes 23 de enero un conato se incendió prendió las alamas en la estación Barranca del Muerto de esa misma línea.



Estos accidentes preocupan pues cada vez se presentan con mayor frecuencia y mientras tanto el gobierno capitalino se dedica a echar culpas en espaldas ajenas, diciendo que se trata de “sabotaje” y de “situaciones atípicas”; sin embargo, no podemos olvidar que en lo que va de la administración de Claudia Sheinbaum se han incrementado los accidéntenles en el metro: el 11 de marzo del 2020, se registró un choque entre dos trenes en la estación Tacubaya de la Línea 1, hecho que dejó un muerto y al menos 41 personas lesionadas.


El 9 de enero de 2021 se registró un incendio en la subestación de control del metro, considerada como el “cerebro” de la operación de este medio de transporte masivo, en ese siniestro murió una mujer perteneciente a la policía, el incidente provocó que se detuviera la operación de las Líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6, siendo reanudadas un mes después, el 8 de febrero.


El 20 de abril de 2021, en la estación Indios Verdes, perteneciente a la Línea 3, el tren número 3646 se descarriló al chocar con unas grúas; afortunadamente no había pasajeros en el tren y no provocó mayores afectaciones más que el retraso en la llegada de otros trenes. Tres días después, el 23 de abril, ocurrió otro incendio en la Línea 4 entre las estaciones Consulado y Fray Servando, lo que provocó que se suspendiera el servicio en toda la línea, que va de Martín Carrera a Santa Anita.


El 28 de abril de ese mismo año, se registró otro incendio en las vías de la Línea 8 entre las estaciones Atlalilco y Escuadrón 201, por lo que las personas se vieron forzadas a caminar sobre las vías para ponerse a salvo.



Quizá el accidente más recordado y considerado como una de las peores tragedias que se han registrado en la historia del Metro y de la Ciudad de México, fue el que ocurrió la noche del 3 de mayo de 2021, cuando se registró el derrumbe de una parte del tramo elevado de la Línea 12, o Línea Dorada, entre las estaciones Olivos y Atlalilco, ese fatal accidente dejó un saldo de 26 personas muertas más de un centenar lesionadas.


Según información difundida por La Silla Rota, hasta el final del año 2022 se habían registrado 431 accidentes en lo que va del gobierno de Sheinbaum. Esto nos dice que los accidentes registrados en este medio de transporte, aumentaron 2.3 veces en el periodo 2019-2022, en comparación con el de 2015 a 2018 y es que, de acuerdo con datos oficiales del Metro, en las 12 Líneas que conforman su red se han registrado 612 accidentes en los últimos ocho años; sin embargo, el 70% de ellos ocurrieron en la actual administración.


Sheinbaum no es solo la Jefa de Gobierno, es también la elegida del presidente López Obrador para ocupar su cargo, por ello desde hace algunos meses recorre el país para promover su imagen, la gira proselitista la han disfrazado de conferencias sobre "Políticas exitosas de gobierno", en dichas giras, pagadas con recursos públicos de la Ciudad de México y de los estados, la morenista se muestra como una gobernante ejemplar, pero la realidad es otra.


Ante las voces críticas que señalan recortes al presupuesto del Metro, Claudia ha desmentido una y otra vez: ella dice tener otros datos y que en realidad ha incrementado el presupuesto. La Cuenta Pública capitalina muestra que de 2018 a 2022, en lo que va de su administración, el gobierno local ha recortado 3 mil 112 millones 665 mil 183 pesos al presupuesto y las principales áreas afectadas han sido mantenimiento y reparación, así como la compra de equipo ferroviario e inversión en infraestructura.


En términos reales la administración morenista recibió en 2018 un Metro con un presupuesto aprobado de 22 mil 882 millones de pesos, monto que, durante los siguientes tres años, 2019, 2020 y 2021, disminuyó hasta alcanzar una cifra de 17 mil 102 millones de pesos. Ciertamente para 2022, el gobierno capitalino nuevamente volvió a incrementar a 19 mil 769 millones de pesos, lo que se traduce en una disminución de más de 3 mil millones de pesos durante el periodo analizado, es decir, de 2018 a 2022.


Con todos estos datos podemos afirmar que lo que ocurre en el Metro no es resultado de sabotaje sino de la negligencia del Gobierno de la Ciudad de México que encabeza Claudia Sheinbaum Pardo. Cabe cuestionar si ese es el “humanismo mexicano” que pregona la Cuarta Transformación, el poner en riesgo la vida de millones de personas que diariamente utilizan la red de transporte.

BANNER AULAMEXIQUENSE.gif
WhatsApp Image 2022-08-18 at 10.03.28 AM.jpeg
Vision digital.gif
BANNER EL PULSOEDOMEX1.jpg
AULA.gif
bottom of page