top of page

Perforación de nuevos pozos no son la solución a la crisis de agua: Iván Vilchis

Toluca, Estado de México.- Pese a que la intención es tratar de satisfacer la necesidad de agua de la población toluqueña, la perforación de nuevos pozos y rehabilitación de algunos ya existentes por parte del gobierno municipal de Toluca no es una solución positiva, pues aun cuando ayudará a mitigar la crisis actual, acelerará el proceso de hundimiento de la ciudad.

 


Contrario a ello, es más benéfico el trabajo de rehabilitación de las redes de agua, con lo cual se recuperará parte del 40% del líquido que se pierde en fugas, aseguró Iván Vilchis Mata, investigador del Colegio Mexiquense.

 

El también investigador del CONACyT refirió que otro punto negativo de la perforación de nuevos pozos es la baja calidad del agua que se extrae, pues al estar a un nivel de 400 metros o más de profundidad, el líquido podría estar sobrecargado de minerales y afectar la salud de las personas.

 

"Es importante esa rehabilitación y perforación porque va a ayudar a cubrir las necesidades, pero no es la solución, la extracción ya llega hasta los 400 metros de profundidad y en algunas zonas incluso es mayor, pero (con la extracción) se empieza a reactivar el cono de abatimiento y toda esa zona se empezará a secar, esta situación va a generar que la ciudad se siga hundiendo".

 

"En Toluca tenemos aproximadamente seis centímetros por año que se está hundiendo, el detalle es que son grandes bloques de lo que se está hundiendo, principalmente en la parte noreste, donde ya hay presencia de fracturas en casas, en terrenos, y este proceso va a continuar, a un ritmo bajo, pero que si vemos a 10 años ya se traduce en 60 centímetros", explicó el académico.

 

A lo anterior, sumó que con la perforación de nuevos pozos se encrudecerá la situación de los acuíferos en materia de sobreexplotación.

 

Por otro lado, expuso que a mayor profundidad de extracción el agua podría tener menor calidad debido a las altas concentraciones de minerales.

 

“Al llegar a mayores profundidades el agua tiene que pasar por ciertos estratos geológico que tienen minerales y distintos componentes, que estos de manera individual quizás no ocasionen ningún problema, pero cuando ya se empiezan a mezclar pueden generar afectaciones a la salud y eso es algo que ya se está viendo, es agua tan profunda que traen algunos minerales, pero las concentraciones ya causan cáncer de piel, afectaciones en dientes, y lo curioso es que ya ni siquiera se requiere beber, únicamente con el contacto puede generar estas afectaciones”.

 

Iván Vilchis sostuvo que el agua que se utiliza en los hogares debe, sí o sí, ser aprovechada, pues actualmente se utiliza y se desecha.

 

“Hay varias plantas de tratamiento y durante mucho tiempo se generó esa situación de generarlas para depurar las aguas negras y realmente se hacían descargas a cuerpos federales para evitar descarga directa de contaminantes, lo que no se ha considerado ahí es que las plantas se construyeron, funcionaron un poco, pero no se han mantenido y muchas de ellas no cumplen con la normatividad vigente".

 

“El detalle es que han estado ahí como elefantes blancos y a veces las descargas se iban directas, la solución es hacer un círculo virtuoso en el que se ocupe el agua, se descargue, pero parte de esa agua se reutilice, creo que la solución que realmente podría funcionar es retornar esa agua para algunas actividades”, expresó.

 

Al ser cuestionado sobre la funcionalidad de la captación de agua de lluvia para uso en los hogares, el entrevistado mencionó que en muchos hogares no se lleva a cabo debido al gasto que las familias deben realizar para construir su sistema.

 

Sin embargo, un punto negativo que hay en zonas urbanas como la Zona Metropolitana del Valle de México y Toluca es la mala calidad del aire, pues a mayor contaminación en el ambiente, más sucia estará el agua pluvial captada.

 

“Habría que tener un sistema de filtración para poder tener un sistema de este tipo, normalmente sería en techos, pero los techos de las viviendas que tenemos no son tan amplios y no hay grandes jardines para almacenar agua, tanto en Valle de México como en Toluca tenemos en promedio mil milímetros de lluvia al año, que equivale a mil litros de agua por metro cuadrado".

 

“Estaríamos captando más o menos un tinaco al año, cantidad que a veces una familia de cuatro individuos se la gasta en un día, desde ahí está el problema, que no se da un uso eficiente al líquido que tenemos”.

 

En este contexto, subrayó la necesidad de fortalecer la parte del uso eficiente del agua, pero, además, el retorno del líquido que se consume para su reúso.

Kommentare


BANNER AULAMEXIQUENSE.gif
WhatsApp Image 2022-08-18 at 10.03.28 AM.jpeg
Vision digital.gif
BANNER EL PULSOEDOMEX1.jpg
AULA.gif
bottom of page