1/6

No perdamos la capacidad de asombro

Por Mario Ramos

Concluimos el séptimo mes del 2022, en esta semana los titulares de noticias nuevamente fueron abarcados por la violencia, en particular la ejercida en contra de mujeres, actos que fueron cometidos por vecinos, exparejas o familiares, el gran problema es que nadie está actuando en consecuencia a la violencia que se registra en contra de ellas.


Uno de los casos relevantes de esta semana fue el de Margarita Ceceña Martínez, quien murió a 24 días de ser quemada viva en el Estado de Morelos; su familia denunció que, pese a que el acto fue grabado por su hijo, los días transcurridos y la gravedad del ataque, las autoridades no detuvieron a una sola persona.


Es claro qué esta impunidad y la falta de procuración de justicia dan pie a que la violencia en contra de las mujeres esté alcanzando niveles nunca antes vistos, ninguna autoridad ha sido capaz de frenar la violencia, ni las acciones que emprenden las fiscalías y mucho menos aquel discurso hueco de “abrazos y no balazos”.


Otro de los casos más hablados en los medios fue el de la enfermera Adriana Inés, desaparecida en el municipio de Valle de Chalco y encontrado su cuerpo, el pasado 24 de julio, en Ozumba.


En los medios de comunicación todos los días se está hablando del grave problema que se da en contra de las mujeres, no es novedad que la sociedad ha perdido la capacidad de asombro, que pese a la violencia ejercida y las formas en las que las mujeres son violentadas, empieza a normalizarse conocer estos casos; muchos mexicanos no encuentran novedad en estos temas hasta que se habla de un caso cercano, sea una vecina o en ocasiones una integrante de la familia.


No es normal tanta violencia y tampoco podemos acostumbrarnos a ella; hay responsables, la indiferencia de las autoridades, la imputad en los organismos encargados en la impartición de justicia y la descomposición de la sociedad, en su conjunto, han provocado que nuestro país sea uno de los más peligrosos para las mujeres.


Los datos son alarmantes, tan solo de enero a junio se abrieron 493 carpetas de investigación por feminicidio, hablamos entonces de entre 75 y 89 por mes, en junio de este año se alcanzó un máximo histórico que no veíamos desde el 2015 y la situación no pinta mejor para este mes de julio, en el caso del Estado de México los municipios más peligrosos para las mujeres son Ecatepec y Valle de Chalco.


Cabe preguntarnos, ¿Qué medidas concretas están tomando las autoridades?, si los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) arrojan que el 46% de los feminicidios se concentran en 50 municipios, ¿no habría que tomar medidas inmediatas para erradicar el problema ahí en donde se violenta a las mujeres?, para muchos la respuesta es simple; sin embargo, tal parece que para las autoridades no es así.


Hace falta la impartición de justicia, la erradicación de la violencia y la prevención, sin dejar de lado que no podemos aspirar a la pacificación del país si no trabajamos por la construcción de una sociedad de nuevo tipo.


No dejemos de exigir justicia, tampoco perdamos la capacidad de asombro y mucho menos normalicemos la violencia. La indiferencia de las autoridades también mata.







BANNER AULAMEXIQUENSE.gif
WhatsApp Image 2022-08-18 at 10.03.28 AM.jpeg
Vision digital.gif
BANNER EL PULSOEDOMEX1.jpg
AULA.gif